2.1: El Desastre

Rutina

Rutina Diaria

–¡Joel, ya van cuatro veces que te digo que te levantes para ir a la escuela! – gritó su mama muy enojada, como ya era costumbre cada mañana mientras guisaba el desayuno… o mas bien dicho, mientras se le quemaba lo que estaba cocinando.

Aunque no tenía nada de ganas de ir, Joel se levantó, se cambió y como de costumbre se fue con sólo con un “chocomilk” en el estómago ya que de nueva cuenta el desayuno se había quemado y, claro, su mama lo había hecho responsable de tal incidente. Tomó la mochila azul marino, se la echó al hombro, caminó hasta la puerta, y dando un suspiro la abrió. Al momento, los tenues rayos de sol le iluminaban la cara mientras pequeñas oleadas de viento le acariciaban su lacia cabellera que no era muy larga ni muy corta. Se acomodó los lentes que de milagro ese día no olvidó en su cuarto y comenzó su caminata por el suelo húmedo a causa de la lluvia de la noche anterior, rumbo a la parada de autobuses, para esperar aquel que lo llevaría a la preparatoria.

Ya en la escuela, empezó a divertir a sus amigos con las clásicas bromas que se acostumbran hacer. Tres compañeros y él se las habían arreglado para subir el pupitre del tonto del salón a la azotea. Mientras tanto, todos miraban la travesura con agrado y atención: algunos ya estaban riéndose desde antes que se consumara la “operación” y de esta manera algunos de los recién llegados al salón terminaban de despertar. Fue algo muy chusco cuando Felipe (que siempre era el primero en llegar a la escuela) entró en el aula y no encontró su asiento. Lo estuvo buscando por todas partes y entre mas tardaba, los demás, mas se reían; hubo incluso quienes hasta lloraron de la risa y por supuesto, tampoco faltó el compadecido que le dijo dónde estaba su “tesoro escondido”.

Felipe, al ver donde estaba el pupitre, puso una gran cara de angustia (también de bobo) y se veía claramente desesperado. ¡Cómo iba a bajar su silla del techo él solo! Claro que su cara resultó aún mas cómica para los que contemplaban la escena porque algunos derramaban lágrimas de risa y otros gritaban “ya, ya… ya ¡no me quiero reír, ya…!”.

Por fin bajó Felipe del techo: si se le puede llamar bajar, al hecho de caerse desde arriba, más o menos en cámara lenta, pues las ramas del árbol por donde cayó hicieron que el accidente fuera amortiguado. El pupitre también “bajó” de la misma forma, y afortunadamente no golpeó a nadie.
En la cafetería seguían con la plática “pos-broma” y el que mas disfrutaba era precisamente Joel, quien en ese momento tenía la palabra:

–…lo que mas risa me dio fue cuando andaba en otros salones preguntando: “alguien sabe donde esta mi pupitre” – imitaba Joel con tono de burla la voz de Felipe

– No, a mi lo que si me hizo reírme casi hasta orinarme, fue cuando se le rompió la camisa con el árbol al tratar de bajarlo… – decía Julián, todavía con lágrimas en los ojos.

Por ahí cerca, estaba una de sus compañeras, quien oyendo la plática se acercó junto con otras chicas y les dijo:

– Que malos son con el pobre Felipe, de veras que aunque yo también estaba muerta de la risa, esta vez si se pasaron: el pobre tuvo que irse a su casa para cambiarse y encima de todo, no reportó a nadie como responsable.
– Pues de eso nosotros no tenemos la culpa: él por tonto, quien le manda ser así – afirmó Martín con tono burlón mientras bajaba los pies de la mesa y seguía cómodamente sentado con la rabadilla – además, si no fuera por estos ratos de “alegría” nos la pasaríamos aburridos… y por si fuera poco, así podemos liberar un poco de tensión, ¿no? – dijo esto último con una cara tan elocuente que ni el mismo se la creía.

Apenas terminó de decir esto, Marcela le contesto:

– ¡Que tenso vas a estar tú si ni estudias!

Todos se soltaron a reír mientras Marcela se iba con sus amigas que regresaban al salón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s